Tag

menores hospitalizados

Otra forma de de colaborar

La expresión voluntariado corporativo se refiere a aquellas actividades que desarrollan los trabajadores en beneficio de la comunidad al amparo de su empresa. Generalmente se realiza en colaboración con una entidad sin ánimo de lucro que canaliza el esfuerzo de la compañía y sus trabajadores. De este modo se suman las energías de ambos hacia el cumplimiento de la misión de la ONG que suele estar bien enfocado, pero a la que le suelen faltar recursos.

El voluntariado corporativo se puede enfocar y ejecutar de muy diferentes modos. Uno de los objetivos más populares es el cuidado del Medio Ambiente. Otro de los fines es cuidado del entorno social. A veces la labor de los voluntarios consiste en la realización personal de la misión. En otras ocasiones es difícil realizar personalmente la misión y la labor de la empresa y la del voluntario es de apoyo indirecto. Cuando se trata de acciones en un hospital o con menores, las acciones requieren el cumplimiento de ciertos requisitos legales, cumplimiento de protocolos y capacidades profesionales.

Una de las formas de participar en este tipo de actividades solidarias es a través de talleres de voluntariado corporativo. La empresa genera y financia un entorno en el que sus empleados participan activamente, realizando una actividad que repercute directamente sobre los destinatarios. Además, con la organización del taller se financia el cumplimiento de la misión.

En este caso me voy a ceñir a lo que hace Fundación Theodora por los niños y niñas hospitalizados. Por ejemplo, se puede decorar una sala de un hospital acompañado de un Doctor Sonrisa. También podremos diseñar pijamas de hospital, representar cuentos para los menores ingresados, decorar capas de súper héroes o preparar kits con regalos para los pequeños im-pacientes. O todavía más fácil: apoya nuestra misión y recibe un diploma o un vídeo de agradecimiento realizado por nuestros artistas.

Pero hagan lo que hagan, los que participan en uno de estos talleres, se sorprenden, se emocionan y se divierten. Simultáneamente se fomenta el sentimiento de orgullo de pertenencia a la organización, el trabajo en equipo, las relaciones interpersonales, la empatía y la creatividad.

¡Sorprende, emociona y diviértete con un taller de voluntariado corporativo!

Ilustrar cómo una Doctra Sonrisa interviene en un taller de voluntariado corporativo de Fundación Theodora

Theodora

Un día muy especial

El origen del día de la madre hunde sus raíces en lo más profundo de la historia. En nuestra sociedad se celebra como tal desde principios del siglo XX y en España lo hacemos cada año el primer domingo de mayo.

Y aunque se celebra un domingo, la mayoría lo hacemos a lo largo de la semana previa, por lo menos. En las escuelas, los más pequeños, ayudados por sus profesores, preparan emotivos regalitos aderezados con breves frases de trazo irregular y alguna falta de ortografía que a más de uno conmueven hasta la lágrima. Luego el domingo están alerta hasta que creen que su mamá se ha despertado y aterrizan emocionados en su cama para entregarles su tesoro.

Los adolescentes se hacen los remolones y lo de los regalitos les avergüenza un poco. Además, como no tienen demasiados recursos, les basta con la felicitación y a lo sumo con un beso. Lejos queda ya esa emoción indescriptible de entregar a quien más quieres, con permiso de los padres, eso que con tanto cariño han realizado.

Luego te haces mayor, te emparejas y si eres varón la mamá es la de tus hijos. Pero la madre no deja de estar allí y ese día no puede faltar una llamada, una visita y un beso. Y eso es así siempre, aunque ahora sea la abuelita o la “bisa”.

El día de la madre es un día especial que a nadie se le olvida, pero a las cosas especiales hay que adornarlas con gestos exclusivos. Y este día no basta con recordarlo, hay que invitar a comer, hay que visitar a la madre y hay que hacerle un regalo.

Esto último puede parecer frívolo, pero nada de eso. No hay porque hacer grandes gastos, todo lo contrario. Lo mejor es un pequeño detalle con un gran significado y ¿qué es lo más importante para una madre? Sin duda alguna los hijos: los niños y niñas que ellas un día alumbraron y cuidaron.

Por eso qué mejor regalo que un detallito que permita que esos niños y niñas que precisamente ese día estén ingresados en un hospital reciban la visita de un Doctor Sonrisa que les haga felices a ellos y a sus madres.

¡Ve más allá y regala un poco de cariño adicional!

Fundación Theodora

Celebrar el día de la madre con lo que  llamas aman: los niños

Un libro y una rosa

El 23 de abril de cada año se celebra el día del libro. Esta fecha se eligió por considerar que tanto Cervantes como Shakespeare y el inca Garcilaso de la Vega fallecieron ese mismo día. Aunque si investigamos un poco ni Don Miguel ni William lo hicieran entonces: uno causó baja en el padrón el día anterior y el otro si bien lo hizo ese día, lo hizo de acuerdo con el calendario juliano.

Sea cual sea el motivo, acordarnos, al menos un día al año, de los libros no hace daño, pero, como continuaba el slogan de los años sesenta, es costumbre más sana hacerlo cada semana.

Y qué mejor manera de celebrar un día como este, que regalando uno de ellos a las personas que más queremos: tu madre, tu pareja … Así nació la costumbre de regalar un libro y una rosa en Cataluña, tradición que se ha ido extendiendo por toda España.

Ahora bien, este hábito está más o menos circunscrito al ámbito de la pareja. Y ¿por qué no hacerlo extensivo a la infancia? En nuestra opinión es completamente factible y estamos seguros de que a nuestros niños y niñas les encantaría celebrar el día del libro como a los mayores. Ahora bien, también se podrá argumentar que a los menores las rosas no les dicen nada o que sus tallos pinchan. Pero con independencia de que esto de verdad afecte a la decisión de regalar un libro y un pequeño detalle a nuestros hijos, nietos o sobrinos hay muchas otras alternativas.

Si tienes algún hijo, nieto o sobrino al que quieres sorprender, manifestar tu cariño y hacer un poco más feliz, a la vez que ayudas a que otros niños que pasan un momento difícil se sientan mejor, regálales un libro adecuado a su edad como “Lucas y el Hilo Mágico” y acompáñalo de un colorido ramo de flores de Chupa Chups o una suculenta pizza de Domino´s Pizza.

¡Atrévete y siembra un poco de felicidad!

Fundación Theodora

Mostrar como es el libro "Lucas y el Hilo Mágico

Da una nota de color a tu boda y lleva un soplo de aire fresco

¡Abanicos para bodas, qué buena idea, con el calor que hace! Esta frase suele ser habitual en en todas las celebraciones que tienen lugar a partir del mes de mayo.

En verano, la luz hasta bien entrada la noche y las temperaturas agradables se prestan a la celebración de bodas en jardines y terrazas. Estos eventos resultan mucho más vistosas y alegres, pero en bastantes partes de nuestro país el calor no da tregua ni cuando se pone el sol.

Ahora bien, esto no tiene por qué desmerecer el evento. Haciendo de la necesidad virtud, podemos matar dos pájaros de un tiro, regalando a nuestros invitados abanicos para bodas.

Estos artilugios por sí solos convierten un día tan especial en una boda solidaria en la que los invitados a la vez que se defienden del calor se divierten. Pero, sobre todo, contribuyen a llevar parte de la alegría que están disfrutando a los niños y niñas hospitalizados.

Por eso, desde hace ya mucho tiempo, en Fundación Theodora ofrecemos la posibilidad de que los novios ofrezcan a sus invitados unos prácticos Pay-Pays. Este sencillo instrumento no solo alivia los rigores del calor, también da una nota de color y se presta a divertidos chascarrillos. Además es una buena excusa para hacerse fotografías desenfadadas que podemos compartir en nuestras redes sociales.

Pero con todo, lo más importante es que este pequeño gesto permite que la felicidad que nos embarga el día de nuestra boda, la podamos compartir con los que más lo necesitan. Y es que, con su adquisición, se facilita que los Doctores Sonrisa visiten uno por uno a decenas de menores ingresados en los hospitales de nuestro país. Y esta acción, en apariencia tan simple, rompe la tensión que experimentan los menores y sus familias, desdramatiza su situación y les hace sentirse a todos un poco más como en casa.

mostrar cómo son los abanicos solidarios que ofrece Fundación Theodora

La Felicidad en el trabajo

No hace ni 10 días que celebrábamos el día internacional de la felicidad y nos levantamos celebrando el día internacional de la felicidad en el trabajo. Lo mismo, pero ahora ceñido al entorno laboral. Puede parecer reiterativo e incluso cansino, pero si lo pensamos un poco más no tendría por qué ser así. Basta con que cambiemos el sustantivo felicidad, quizás un tanto pretencioso, por trabajar a gusto.

 Nos pasamos casi un tercio de nuestra vida trabajando y dependiendo de cómo lo hagamos no solo viviremos este periodo mejor, sino que también disfrutaremos o no de los otros dos tercios. Un buen clima de trabajo hace que rindamos más, que aumente nuestra creatividad, que disminuya el absentismo y que se reduzcan los conflictos. En general mejorará nuestra salud, dormiremos mejor y disfrutaremos más del ocio y la familia.

Es verdad que nuestra satisfacción con nuestro entorno laboral muchas veces depende de los jefes y compañeros que nos hayan tocado en suerte. En estos casos nuestra capacidad de maniobra no es total y, aunque podamos hacer cosas por capear el temporal, nuestro control no será total. Aun así, merece la pena hacer un esfuerzo y poner nuestro granito de arena. En primer lugar podremos cambiar nuestra actitud y ver todo lo bueno que tenemos. Pero también podremos relativizar la de los demás, para que no nos afecte tanto lo menos bueno de ellos.

Ahora bien, puede darse el caso de que esté en nuestras manos modificar ese ambiente mediante acciones más ambiciosas. En ocasiones seremos los responsable de la empresa con cierta autoridad o sin serlo nuestra posición relativa en esta o nuestro carisma pueden servir para mejorar ese ambiente. En este caso, podremos proponer la organización de actividades solidarias que cambien la atmósfera de nuestra compañía a medio y largo plazo.

He sido consciente de cómo empresas normales, sin ningún conflicto manifiesto han modificado la percepción que tenían los empleados de ellas. Solo fue necesario participar en alguna actividad solidaria o asistir a un taller de voluntariado corporativo. De esta forma los trabajadores se hacían conscientes de lo que su empresa hacía por el entorno a la vez que ellos mismos participaban como voluntarios en el cumplimiento de nuestra misión: humanizar la estancia de los menores hospitalizados. Además y por si fuera poco lo anterior, se reforzaba sobremanera el orgullo de pertenencia a la organización, y estar contento de donde trabajas te hace más feliz.

Si eres responsable de recursos humanos o tienes la posibilidad de proponer actividades en tu empresa cuenta con Fundación Theodora y contribuye a llevar un soplo de aire fresco a organización. Además, estarás llevando alegría e ilusión a un montón de niños y niñas hospitalizados.

Semana clave para hacer feliz a los demás

Día internacional de la Felicidad

En 2012 La Asamblea General de la ONU acordó que el 20 de marzo se celebrase el Día Internacional de la Felicidad. El objetivo fue reconocer la importancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de las personas. Además, resaltaba la importancia de su inclusión en las políticas gubernamentales. 

En la resolución en la que se acordó celebrar este día se reconocía la necesidad de que el crecimiento económico contemplara también el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza, la felicidad y el bienestar de todos los pueblos.

En este objetivo son parte fundamental los gobiernos y las organizaciones internacionales que deben promover las condiciones mínimas necesarias. Así, por ejemplo, deberán garantizar el respeto a los derechos humanos y al Medio Ambiente, la prestación de unos servicios públicos mínimos y el mantenimiento del orden social.

Pero todo esto no es suficiente si la sociedad en general no se implica, por lo que se invita a las empresas y a las personas a sumarse a esta iniciativa y celebrar el Día internacional de la Felicidad.

En este sentido, y desde hace ya bastantes años, muchas organizaciones de diversa naturaleza, incluidas las empresas de carácter mercantil se han sumado a esta iniciativa, organizando o apoyando diversas actividades. Hoy en día ya no solo se festeja este día tan especial, si no que con la excusa de este se celebra la semana de la felicidad.

Comparte tu felicidad

Ahora bien, no basta con la declaración de intenciones que supone celebrar esta efeméride. Muchas organizaciones dan un paso más e implican a sus trabajadores en acciones solidarias que llevan esa felicidad más allá de las fronteras de la empresa. Incluso personas individuales aportan su granito de arena y comparten parte de lo que tienen para llevar un poquito de alegría e ilusión a los que carecen de ella.

Por eso y para ayudar a canalizar ese traspaso de felicidad, organizaciones como Fundación Theodora organiza talleres de voluntariado corporativo y proporciona regalos solidarios que permiten contagiar la felicidad de que gozan algunos a aquellos que están faltos de ella. En nuestro caso los niños y niñas ingresados en los hospitales españoles que podrán ser atendidos por Los Doctores Sonrisa a través nuestros diferentes programas.

Compartir tu felicidad te hará todavía más feliz

Día internacional de la Felicidad

Fundación Theodora

Detalles que contagian felicidad

Recordatorios de Primera Comunión solidarios

Los recordatorios de primera comunión solidarios son la constatación de que nuestros hijos han dado un paso más en su integración en la comunidad. Sin perjuicio de las connotaciones religiosas que implica celebrar la primera comunión, no cabe duda de que supone un antes y un después en la vida de los menores. Tradicionalmente infería el acceso al uso de razón y por ende la entrada a una primera juventud.

Mayo y junio son los meses en que tradicionalmente más primeras comuniones se celebran y, con independencia otras consideraciones, alrededor de esta fecha, las familias se reúnen y celebran un día especialmente emotivo en torno a un protagonista que elegantemente ataviado se convierte en el eje de todas las miradas.

Pero normalmente no nos conformamos con la celebración en sí misma y la recepción de todo tipo de regalos y felicitaciones. Queremos dejar constancia de este día y lo hacemos a través de un recordatorio que entregamos a los que se acercan a congratular al agraciado.

Comparte tu felicidad

Pero ¡qué pena conformarnos solo con esto! Podemos ir mucho más allá y compartir la emoción de esta efeméride con muchos más niños y niñas que en ese mismo momento estén pasando un mal rato en un hospital. Basta con que adquieras recordatorios de primera comunión solidarios y tu alegría se contagiará por todas partes.

Con un pequeño gesto como este, podemos hacer que muchos pequeños im-pacientes hospitalizados sean acompañados de forma individual y presencial por nuestros Doctores Sonrisa. Estos personajes son artistas hospitalarios profesionales -magos, músicos, clowns, actores o actrices- que llevan un soplo de alegría e ilusión a estos menores. De esta forma se desdramatiza la situación por la que atraviesan hijos y padres y hace que todos se sientan un poco más como en casa.

No solo puedes adquirir recordatorios, también tienes narices de payaso, pulseras y libros solidarios que puedes adquirir en nuestra tienda.

Compartir tu felicidad te hará todavía más feliz

Fundación Theodora

Libros Solidarios que ayudan a sanar

Con el libro solidario «Lucas y el hilo Mágico» se multiplica el efecto de las visitas de los Doctores Sonrisa a los menores hospitalizados. La misión de Fundación Theodora consiste en la humanización de la estancia de niños, niñas y adolescentes en los hospitales. Esta labor la llevan a cabo los Doctores Sonrisa, artistas hospitalarios profesionales -magos, músicos, actores o actrices-.

Los Doctores Sonrisa visitan personal e individualmente a los menores ingresados y aunque permanecen con ellos solo unos minutos, el efecto de su intervención puede durar años. A esto contribuye que una vez que se marchan de la habitación del menor, este puede conectarse virtualmente cualquier otro día con ellos a través del programa VIVIR.

Pero también existe la posibilidad de que el menor continue en contacto con estos profesionales a través del libro solidario “Lucas y el Hilo Mágico”.

De qué trata nuestro libro solidario

En “Lucas y el Hilo mágico” se aborda el viaje fantástico de un niño y un Doctor Sonrisa que, cuando va a visitarlo al hospital en el que está ingresado, es tragado por su propio maletín y desaparece en un mundo imaginario. Entonces el pequeño Lucas le persigue tratando de rescatarlo a través de diferentes escenarios, terminando el recorrido en su propia habitación.

Es un canto a la imaginación que permite que los menores prolonguen su relación con los Doctores Sonrisa más allá de su visita presencial. Esto contribuye a la desdramatización de la situación que viven los menores y sus progenitores y a que aquellos se sientan un poco más como en casa.

Este libro se escribió desinteresada y expresamente para Fundación Theodora por un grupo de voluntarios. Está recomendado para menores con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años. Además, sus imágenes han inspirado numerosas actividades de voluntariado corporativo y decoran los quirófanos de pediatría del hospital 12 de Octubre de Madrid.

Todo ello sin olvidar que con la compra de cada ejemplar se financia la visita a un niño o niña ingresado en uno de los 63 hospitales con los que colabora Fundación Theodora en toda España. También lo puedes adquirir en fnac

Fundación Theodora

Lucas y el Hilo, mágico libro solidario https://tienda.theodora.es/producto/cuento-lucas-y-el-hilo-magico/

Narices de payaso solidarias que hacen tu boda especial

Bodas solidarias:

Los días más largos y la buena temperatura característicos de la primavera hacen de esta época del año la preferida de las parejas para animarse a celebrar su boda. Aparte de las implicaciones legales, religiosas o sociales que conlleva una boda, los protagonistas quieren dotarla de su impronta personal. Por eso, cada vez es más habitual convertir este tipo de ceremonias en actos solidarios. Para ello los contrayentes suelen recurrir a obsequiar a su invitados con detalles como las narices de payaso solidarias. Este detalle constituye un elemento disruptivo que anima a todos los participantes a gastarse bromas y hacerse fotografías. Pero lo mejor es que son conscientes de que ese evento va más allá de una mera reunión y transciende lo inicialmente pensado.

Regala narices de payaso solidarias

Y dicho esto, ¿Qué hay mejor que compartir la ilusión de un día tan especial tanto con nuestras familias y amigos como con los que más lo necesitan? Quizás sea esta la razón por la que cada vez más parejas lo que hacen es repartir entre sus invitados narices de payaso solidarias. Esto contribuye no solo a la diversión y regocijo de los asistentes, si no que, y es lo más importante, a llevar alegría e ilusión a los niños y niñas hospitalizados. Y la razón es porque la mayoría de la aportación que hacen los novios al adquirir estas naricitas va destinada a sufragar los gastos que implica llevar a los Doctores Sonrisa – a los hospitales.

El resultado

Los Doctores Sonrisa son artistas hospitalarios profesionales que van a los sesenta y cinco diferentes hospitales con los que colabora Fundación Theodora en España, para visitar personal e individualmente a los menores ingresados en ellos. También los acompañan a lo largo de todo el proceso operatorio. Además, colaboran con los profesionales de los Centros Especiales de Atención a Menores con diversidad funcional para apoyar a los profesionales que se ocupan de ellos y hacer mucho más efectiva su labor.

Fundación Theodora.

V JORNADAS PAYASOS DE HOSPITAL

Fundación Theodora participa en las V Jornadas Nacionales de Payasos y Payasas de Hospital en Valencia

Cada dos años, los payasos de hospital de las ONG de nuestro país realizan un encuentro a nivel nacional. Este año, Fundación Theodora ha participado en el encuentro que ha tenido lugar en Valencia con las V Jornadas Nacionales de Payasos y Payasas de Hospital, del 22 al 24 de septiembre.

Fundación Theodora, pionera en Europa y España en la humanización hospitalaria con menores, ha participado en las jornadas junto con otras veinte asociaciones sin ánimo de lucro, formadas por más de 250 payasos y payasas especializados en la atención a neonatos, lactantes, menores, adultos con enfermedades crónicas o mentales y tercera edad.

Las jornadas, inauguradas por el conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, estuvieron repletas de ponencias, talleres formativos, así como presentación de estudios como las Investigaciones en Pediatría y Salud Mental y la relación entre los artistas hospitalarios y el personal sanitario.

Alejandro Echegaray, director de Fundación Theodora, ha participado en las jornadas junto a José Ramón González, coordinador de calidad artística. Alejandro ha recalcado el enfoque que los Doctores Sonrisa dan a su labor, que además de contar con recursos de clown, «son artistas multidisciplinares como músicos, magos, actores, actrices. La formación continua que reciben por parte de la Fundación les permite contar, a su vez, con recursos para conectar de una forma muy especial con los niños hospitalizados, a través del inagotable poder de la imaginación, con toda la energía positiva que genera.» – Asimismo, ha afirmado que la labor de los Doctores Sonrisa reduce de forma considerable los niveles de estrés, tanto de los menores como de sus padres, además de ser un gran apoyo para el personal sanitario.

Anualmente, los payasos y payasas de hospital en España atienden a más de 170.000 menores. Por su parte, Fundación Theodora cuenta con 31 artistas hospitalarios y visita 61 hospitales de toda España.

Enhorabuena a Payasospital por la organización. ¡Nos vemos en dos años!

Tarjetas de Navidad solidarias 2022 con 15% descuento

¿Hay algo más bonito que ver a un niño ilusionado?

Aprovecha el descuento que te ofrecemos de un 15% para pedidos que se realicen antes del 30 de septiembre.

Adquiriendo las tarjetas de Navidad solidarias de Fundación Theodora tienes la garantía de que los niños y niñas hospitalizados sonreirán esta Navidad. Gracias a ti, disfrutarán de magia, ilusión y muchas sonrisas de la mano de nuestros queridos Doctores Sonrisa.

Nuestra experiencia después de visitar a más de 500.000 im-pacientes en sus habitaciones de hospital en los últimos 20 años demuestra que es el mejor regalo que les puedes hacer, a ellos y a sus familias. 

Elige la que más te guste. 

          Pedidos : pedidos@theodora.org

doctor-bananas-visita-niños-hospitalizados

¡Bienvenido Doctor Bananas!

Doctor Bananas se une al equipo de Doctores Sonrisa…aunque tiene mucha experiencia en Fundación Theodora. Durante los últimos años ha estado visitando a los niños hospitalizados ingleses además de ser el coordinador de los Doctores Sonrisa en Inglaterra.

¡Pero no os asustéis! El Doctor Bananas visitará a nuestros pequeños campeones y lo hará en español. No obstante, seguro que algún im-paciente quiere aprovechar para practicar un poquito de inglés con él.

Gracias al apoyo de empresas como EGEDA, que se sienten parte y responsables también de nuestra sociedad, y que deciden apoyar nuestra misión financiando a dos de nuestros querido Doctores Sonrisa.

En este vídeo podéis ver qué bien se lo pasa en su casa…la evasión y las sonrisas están garantizadas con el Doctor Banana para nuestros queridos niños hospitalizados y sus familias.

Con el Doctor Bananas el equipo de Doctores Sonrisa se amplia a 32 Doctores Sonrisa que visitan a los niños hospitalizados de 61 hospitales y centros especiales en toda España

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER