Tag

visitas personalizadas
theodora-tenerife-nuestra-señora-de-candelaria

Vuelven las visitas presenciales al H. Nuestra Señora de Candelaria de Tenerife

¡Vuelven las visitas presenciales! El Doctor Mocito y el Doctor Yo no podían estar más contentos. Y como una imagen vale más que mil palabras, compartimos su alegría 🙂

El Doctor Mocito y el Doctor Yo no han podido realizar visitas presenciales a los niños y niñas hospitalizados en los hospitales de Canarias en los que Fundación Theodora desarrolla sus programas: el Hospital Nuestra Señora de Candelaria de Tenerife y el Hospital Materno Infantil de Gran Canaria.

Durante la pandemia los Doctores Sonrisa realizan visitas virtuales por videollamada a través de nuestro programa VIVIR a los niños y niñas hospitalizados. Poco a poco, se van reanudando las visitas presenciales y este es el motivo de la explosión de alegría del Doctor Mocito y el Doctor Yo.

Los niños y niñas hospitalizados en el H. Nuestra Señora de Candelaria reciben de nuevo las visitas individualizadas de sus doctores favoritos, llenas de ilusión, magia y muchas sonrisas.

¡El Doctor Mocito y el Doctor Yo no han podido disimular su alegría! 🙂

¡Da gusto ver al Doctor Mocito en este vídeo!

Y nuestro Doctor Yo refleja la emoción que tenemos todos los que formamos Fundación Theodora. Nuestros Doctores Sonrisa son artistas hospitalarios profesionales y nuestras visitas son 100% seguras.

Además de los hospitales Canarios, los Doctores Sonrisa han reanudado a las visitas presenciales a fecha de esta publicación, en el H. La Paz, el H. Ramón y Cajal y el H. de San Rafael en Madrid y el H. German Trias i Pujol de Badalona.

colaboración público-privada

colaboración público-privada

Publico o privado

La controversia en relación con la colaboración público-privada se da en todos los ámbitos de la vida. Pero adquiere máxima relevancia en el ámbito sanitario. En este caso, las administraciones públicas, en sus diferentes niveles, no cabe duda de que deben jugar un papel protagonista. Sin embargo lo que no pueden hacer estas es abarcar todos y cada uno de los aspectos que conforman la sanidad y menos aún ocuparse de su gestión. Eso supondría una intromisión en la esfera particular de las personas y una mayor ineficiencia en la gestión de los recursos.

Por este motivo, la Administración debe generar un entorno de colaboración público-privada que garantice un sistema sanitario universal y de calidad. Pero también es imprescindible que permita la existencia de amplios márgenes de libertad a la acción de los individuos. De este modo, estos con su esfuerzo, su ilusión y su coraje, ocuparán todos aquellos espacios a donde lo público no llega todavía. Esta colaboración permitirá complementar o incluso superar los objetivos de la acción social pública.

Los poderes públicos, deberían establecer unas reglas de juego claras y sencillas que permitiesen que los diferentes actores sociales pudieran trabajar libremente. Con ello se conseguiría un aprovechamiento más eficiente de los recursos y, de paso, convertir un sistema sanitario de gran calidad en uno de excelencia.

La realidad

En esta línea trabaja la Fundación Theodora que, con sus programas Planta -de visitas personalizadas- y AQUÍ -de Acompañamiento Quirúrgico- lleva ilusión y sonrisas a miles de niños y niñas hospitalizados, contribuyendo a llevar la excelencia a un sistema sanitario de gran calidad. Y esto lo consigue mediante la figura de los Doctores Sonrisa, artistas hospitalarios profesionales -magos, músicos, actores, cuenta cuentos y actores- que con sus visitas individuales y personalizadas humanizan la estancia de los menores en los hospitales y contribuyen a una más rápida recuperación de los mismos.